jueves, 16 de abril de 2015

Radiopoemario:trance poético-experimental en vivo (sesión 15 abril)

Amig@s del trance poético,

Como todos los miércoles, desde hace un par de meses, sigo presentando el "Radiopoemario trance poético-experimental en vivo".

Siempre es grato contar con la participación de jóvenes que se han formado en la praxis y cuya propuesta lírica se influye de la realidad social y transforma el entorno más caótico en una propuesta estética.

Abraham Sánchez Sánchez, alías "BossCabrón" ha llevado la oralidad al espacio público, al vértigo del transporte público; él mismo agrega que el rap ha sido su modo de sustento económico y vital. 

Abraham Sánchez Sánchez, alías BossCabrón


En la sesión del día de ayer, Abraham junto con un equipo de entusiastas colaboradores, nos presentó la pieza Fluidos de un místico sin Dios, acto de rap y spoken word en tres tiempos, acompañado con vídeo arte, danza con velos y Hula hoop, body paint, malabares y ambientación con atmósferas futuristas, mezcladas en vivo. 



Dusk (pintor), Fara (bailarina), Abraham Sánchez Sánchez
Loco Murphy (vídeo y efectos sonoros)


 Por el filo de las palabras, vamos:

INMÓVIL


Inmóvil tranquilo, sin prisa en mi cama
tan frágil júbilo aterriza en mi calma
pendiendo de un hilo, las almas se derraman
como lágrimas del río en las aguas del karma.

Y seco de lágrimas, hay un dios gemebundo
llorando por las animas que vagan por el mundo
en deleite nauseabundo por no poder despertar
de este sueño en que me hundo, entre mentira y verdad.

¿Que le queda al hombre con miedo a la ¡Muerte!?
Ardiendo en su lumbre y creyendo en la suerte.
Admirando el nihilismo de un futuro inexistente.
La oscuridad de un abismo se precipita de frente.

Deja escurrir, atrás el error.
Caminante no hay camino, lo que importa es el flow.
Por eso voy solo conmigo, improvisando mi camino
y a las horas no persigo, cada día es un domingo
entre placeres nocivos y este ruido masivo.
Testigo de lo que vivo, escribo ultra-pensativo.

En mi cabeza hay nidos, alaridos, aberrantes berridos
maldito es el sonido, que ensordece mis oídos
ya no escucho el latido, de este mundo tan podrido
tan enfermo y confundido, porque Dios ya lo olvidó.

Apatía desconsuelo, ya más drogas no son suero
y paso horas en desvelo, viendo el cielo desde el suelo.
Tan ingenuo e inocente, me creía tan valiente
y jugando con mi mente, quede loco para siempre.

En el desierto de los muertos, yo me duermo despierto,
de los ciegos soy el tuerto mitigando su tormento.
Mitigando el sufrimiento con el placer de mis delirios
santificando el momento, con constantes desvaríos.

Alucinantes delirios de este místico sin Dios.
Llorando a gemidos, por aquello que perdió
tanto tiempo hemos sufrido en éste sueño de vapor
por el pecado cometido de ir en busca del amor.

¿Cuántas vidas más, serán suficientes?
Para curar nuestras almas y volvernos prudentes.
Más sabio y consciente, ya me siento valiente.
Dejarlo ir todo, es mi deseo más ardiente.
Yo sé que fuera de éste lodo, hay algo más decente.

Pensamientos calientes, inundan mi mente.
Te muestro el camino, sabes que no miente
voy fluyendo en un río, voy a contracorriente
camino ascendente, directo a la fuente
la vida es un puente, no existe la muerte,
to-to-to todo tiene causa,
nada fue un accidente.
Sólo date una pausa.
Piensa - siente.






Fara (bailarina), Abraham Sánchez Sánchez (Spoken word), Dusk (pintor)
Loco Murphy (ingeniero audio)


¡¡¡Flow!!!


¡¡¡Hasta la próxima sesión del Radiopoemario!!!

jueves, 9 de abril de 2015

Radiopoemario:trance poético-experimental en vivo (sesión 08 abril)




Inauguramos el ciclo de éste mes con la presentación de "Poemas apocalípticos" de Héctor M. Rojas, Él Ék.


Imagen de fondo: "Jesucristo con bolsas de compras" Por Banksy


Dios no estaba cerca, sino en nosotros mismos.


La aproximación a los medios tecnológicos, como lo son el vídeo y la música secuenciada, han sido parte elemental de éste ciclo que busca complementar al ejercicio escritural, sin que esto signifique que el poema no se sostenga por sí sólo. 


La pieza que nos tocó presenciar en la sesión de anoche, fue un representamen de nuestra búsqueda de equilibrio y sana interrelación entre los medios de expresión artística; per se la poesía de Héctor M. Rojas sumerge al lector en un estado de conciencia que cuestiona la fragilidad de la existencia espiritual y carnal. Cito:




Hoy interrumpimos el silencio



A galope trepidante

a catástrofe erguida

a explosión rotunda



Con el júbilo pleno

con la certidumbre entera

con la convicción precisa



¡Que estalle!



Que lo escuche

el noema más recóndito

el ánimo más agnóstico



Que penetre

que se hunda

en esta tierra



Que se entere

desde el múrice más deprimido

hasta el mandatario más inepto



Que se atisben

los sórdidos augurios



Que lo oigan

sí, ustedes

que lo canten

que lo sepan

¿es que nunca

lo han sentido?



Esta minúscula partícula

perdida en el universo

el planeta

luz que tiembla

junto a los astros



La tierra

toda ella

en su oblicuidad más plena

como en sus ocasos más ateos

está enferma

está herida



Y mientras

rebanamos

los redomas

en medias lunas

o estiramos la mano

para abordar el pesero

que transporta el azar

baldío del periplo rutinario

de nuestros días

una mácula engreída

un oprobio pletórico

embebe a diario la vida



(Fragmento)



Héctor M. Rojas Él Ek

Mínimo infinito


No hay tristeza,
no hay soledad,
no hay amor
que este fuera de ti.
Todo lo creas tú,
todo lo creas.
¡Oh inconmensurable
inmensidad
de tu dimensión más
breve, más profunda!
Todo cabe en tu mano
extendida como plaza
en una tarde de domingo,
todo cabe en el infinito espacio
de la negra estela negra
de tus ojos que miran y dan.
Dios es un espacio efímero,
reminiscencia resurrecta,
tiempo voraz.
Nimia eternidad
que se disuelve y nace
en el espacio íntimo
de un mínimo infinito.

Del libro: Piroglosas (Generación espontánea)


Con la curadora del ciclo: Mónica González Velázquez